FS FeedSet L Informe4

Residencia Fiscal en Uruguay

El objeto de este post es explicar las razones por las cuales puede ser beneficioso obtener la residencia fiscal en Uruguay y mostrar algunos ejemplos concretos en los que sería conveniente la obtención de la misma. A su vez se brinda información básica respecto de los mecanismos para su obtención.

 

La residencia fiscal se entiende por el lugar o país en el que la persona física o jurídica tiene sus obligaciones fiscales, es decir, donde debe declarar su patrimonio y rentas y pagar sus impuestos.

 

Resulta entonces de vital importancia para lograr una buena estrategia y planificación tributaria, determinar cuál es el país en el que me conviene obtener la residencia fiscal, analizar las diferentes formas que existen para obtenerla y si estas dan lugar a la pérdida de la residencia fiscal que tengo actualmente.

 

Contexto actual

 

Uruguay se ha mostrado como un país de puertas abiertas a nuevas inversiones, un país que busca dar seguridad y certeza de las normas fiscales y jurídicas, brindando de esta forma un ambiente propicio para instalarse, invertir y desarrollar proyectos personales y empresariales.

 

Sumado a esto, el actual gobierno se enfocado en darle mayor apertura al comercio internacional y promocionar la instalación de empresas y capitales extranjeros en el país, buscando crear nuevos puestos laborales a través de esta vía. De hecho, en los últimos dos años se han flexibilizado las exigencias para el otorgamiento de la residencia fiscal, brindando a los no residentes, nuevas formas de computar los requisitos para la obtención de la misma.

 

A continuación, se nombran los diferentes motivos por los que se puede solicitar la residencia fiscal en el Uruguay:

 

  • Permanecer más de 183 días en el país durante un año civil (computan también las ausencias esporádicas menores a 30 días).
  • Probar que el núcleo principal de sus intereses vitales se encuentra en el país
  • Cuando su núcleo principal de actividades está en Uruguay, es decir, cuando las rentas generadas en el Uruguay sean mayores a las del resto del mundo.
  • Cuando sus intereses económicos se encuentran en Uruguay, es decir, cuando la persona tiene:
    • Inversión en inmuebles por más de UI 15.000.000.
    • Inversión en inmuebles por más de UI 3.500.000 (invertidos a partir del 01/07/2020) y que además se permanezca más de 60 días en el país durante el año civil.
    • Participación en empresas por un valor superior a UI 15.000.000 a partir del 1/7/2020 y que las mismas generen más de 15 puestos de trabajo directo durante todo el año civil.
    • Empresas que cuenten con proyectos de inversión por más de UI 45.000.000.

 

¿Por qué Uruguay?

 

Es importante analizar los motivos por los cuales una persona puede querer obtener la residencia fiscal uruguaya. A continuación, listamos los principales motivos por los que un no residente puede querer obtener la RF en el Uruguay:

 

  1. Debido a que en Uruguay paga menos impuestos que en su país (se deben analizar las tasas en relación al tipo de rentas obtenidas).
  2. Para sacar provecho de un Convenio de Doble Imposición con países que su país de origen no tiene.
  3. Para que el flujo de información financiera de entidades en las que posee depósitos o inversiones vaya hacia Uruguay.
  4. Aprovechar el incentivo del “Tax Holiday” modificado recientemente en el Decreto 898/2021.

 

Comparación de la tasa impositiva

Para evaluar si debo pagar menos impuestos o no en Uruguay debo tener en cuenta qué criterio se aplica en cada caso para la determinación de la renta. En Uruguay, tradicionalmente se aplica el criterio de la fuente para establecer si una renta está o no gravada. Es decir, la renta esta gravada si es de fuente uruguaya y no lo está si es renta de fuente extranjera. Por lo que generalmente resulta beneficiosa la obtención de la residencia fiscal en caso de que la fuente de ingresos sea del extranjero.

Sin embargo, existen algunas excepciones a dicho criterio en las que se aplica la extensión de la fuente, y en el caso concreto de las rentas por rendimientos de capital mobiliario derivados de colocaciones en el exterior aplica el criterio de renta mundial.

Analicemos como se grava en Brasil, Argentina y Uruguay a una persona física que obtiene rentas financieras en el exterior:

  • En Argentina, las personas físicas serán pasibles de un 35% de impuesto a las ganancias, más un 2,25% de impuesto a las riquezas sobre los bienes en el exterior, totalizando una tasa del 37,25%.
  • En Brasil, se aplica el impuesto a la renta por un 27,5%.
  • En Uruguay, las rentas financieras del exterior están gravadas por el impuesto a la renta de las personas físicas a una tasa del 12%.

 

En comparación podemos ver como en Uruguay, para este caso concreto, se paga menos de la mitad que en ambos países vecinos, por lo que puede configurar un atractivo importante para residentes fiscales argentinos y brasileños para solicitar la RF en Uruguay.

Beneficiarse de un CDI 

Pongamos el ejemplo de una persona residente fiscal de un país A que recibe rentas empresariales de un país B, y no existe CDI entre dichos estados.

Generalmente la persona será sujeta a retención en el país en el cual se genera la renta, y no se permite utilizar la retención como crédito fiscal en el país de residencia ya que no existe convenio de doble imposición. Deberá entonces pagar impuesto a las ganancias en el país de residencia nuevamente, por lo que es sujeto al pago de impuesto a la renta en ambos países.

Si la persona obtuviera la RF en Uruguay, suponiendo que existe un CDI entre Uruguay y el país B, la renta dejará de estar sujeta a retención y, además, por configurar una renta empresarial en el exterior, es considerada en Uruguay como renta de fuente extranjera, por lo cual no paga IRPF en Uruguay.

En este ejemplo concreto vemos la importancia de la planificación tributaria, y cómo una persona puede pasar de una situación de doble imposición a la renta a no pagar impuesto a la renta.

Información financiera del exterior

Pongamos el ejemplo de un residente fiscal argentino que es sujeto pasivo al pago del 35% de impuesto a las ganancias y 2,25% por impuesto a las riquezas en relación a las colocaciones en bancos del exterior.

En este sentido, el banco suizo está obligado a informar anualmente al país de residencia sobre el estado de las cuentas de su cliente por el Common Reporting Standard (CRS) aprobado por la OCDE en 2014.

En este caso, la persona podría obtener la residencia fiscal en Uruguay, por lo cual, al presentar el certificado de residencia fiscal de DGI en el banco suizo, la información determinada por el CRS irá automáticamente destinada a Uruguay, por lo que podría pasar a tributar a una tasa del 12% sobre esos rendimientos.

Tax Holiday para rentas pasivas del exterior

Para incentivar a los extranjeros a obtener la residencia fiscal uruguaya, se les permite elegir entre las siguientes dos opciones para la tributación de rentas pasivas de capital de fuente extranjera:

  1. Optar por tributar el impuesto a la renta a los no residentes por el ejercicio en que se obtuvo la residencia fiscal y los diez ejercicios siguientes. Esto significa una tributación del 0% de IRPF por dichas rentas por un período de 11 ejercicios, pero luego serán sujetos pasivos de IRPF a una tasa del 12%.
  2. Optar por tributar IRPF a una tasa del 7% sin límite temporal.

A partir de estos ejemplos vemos cómo la obtención de la residencia fiscal puede resultar muy trascendente a la hora de mejorar la eficiencia fiscal de un contribuyente.

Por último, es importante resaltar que por más que se obtenga la residencia fiscal en Uruguay, es igual de trascendente la pérdida de la residencia fiscal en el otro país, ya que una persona puede computar residencia fiscal en dos países a la misma vez.

Los invitamos a consultar en caso de que necesiten información ampliatoria, tengan dudas o necesiten analizar su situación concreta.