Twitter Fs

Ministerio de Trabajo y Seguridad Social Ley de Promoción y Regulación del Teletrabajo – Ley Nro. 19.978

Ponemos en su conocimiento que en el día 30 de agosto de 2021, se publicó en el Diario Oficial, la Ley Nro. 19.978 (en adelante, la “Ley”), que crea normas para la promoción y regulación del teletrabajo. La Ley fue promulgada por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social el 20 de agosto de 2021.

Por su parte, se espera una pronta reglamentación por parte del Poder Ejecutivo, ya que varias de las obligaciones dispuestas en la normativa se respaldarán en la futura reglamentación.

A continuación, detallamos las principales características de la Ley, sobre el que recomendamos su lectura pormenorizada.

En primer término, es importante destacar que la Ley establece dos (2) definiciones importantes, de donde parte su regulación; esto es, la definición de teletrabajo y la definición de teletrabajador.

En cuanto a la primera, entiende la Ley por teletrabajo: […] la prestación del trabajo, total o parcial, fuera del ámbito físico proporcionado por el empleador, utilizando preponderantemente las tecnologías de la información y de la comunicación, ya sea en forma interactiva o no (online – offline)”.

En cuanto a la segunda, entienda la Ley por teletrabajador quien brinde su trabajo ya sea de manera parcial o total “[…] fuera del ámbito físico proporcionado por el empleador, utilizando preponderantemente las tecnologías de la información y de la comunicación ya sea en forma interactiva o no (online-offline)”. Además, esta categoría de trabajadores, son los que desempeñen su tarea en régimen de subordinación y/o dependencia.

  • Principios Rectores.

La Ley se encuentra sujeta a determinados principios rectores, dispuestos en el artículo 3 de la misma, entre los cuales se encuentran:d

  • Voluntariedad: Deberá ser acordado de forma voluntaria por para del empleado y el empleador y deberá necesariamente constar esta voluntad en un documento escrito.
  • Reversibilidad: Es factible modificar la situación, es decir que un empleado pase a ejecutar sus labores por medio del teletrabajo y luego lo haga de forma presencial, o viceversa.
  • Igualdad: A los teletrabajadores se les aplicará la misma normativa que a los trabajadores presenciales.
  • No discriminación: No se podrá discriminar a aquellos que presentan sus labores por medio del teletrabajo. Jornada Laboral.

En virtud de lo dispuesto en uno de los principios rectores, la jornada laboral del teletrabajador deberá cumplir el requisito de horas legales para el tipo de laboral que presenta, es decir, la misma no debe ser una jornada más o menos extensa que la de aquellos trabajadores que presentar su labor de forma presencial, “[…]  sin perjuicio del derecho al descanso y a la desconexión”. El derecho de desconexión es definido en la Ley como “[…] el pleno ejercicio del derecho de todo trabajador a la desconexión de los dispositivos digitales y del uso de las tecnologías, y el derecho a no ser contactado por su empleador […] a fin de garantizar su tiempo de descanso […]”.

De igual modo, es importante destacar que en caso de exceso de trabajo diario “[…] no constituirá trabajo extraordinario y por lo tanto no dará lugar al pago de horas extras. […] se compensarán con horas no trabajadas en otros días de la misma semana […]”.               

Por su parte, y mientras se cumpla con la cantidad de horas de trabajo por jornada, el teletrabajador tendrá derecho a ajustar el horario de su trabajo, a las horas que mejor le convenga ejercerlo.              

(d)   Seguridad e Higiene Laboral.

Según lo que establece el artículo 11 de la Ley, la adopción del régimen de teletrabajo no eximirá la obligación del empleador de constatar la correcta aplicación de las condiciones de salud y seguridad ocupacional, a cuyos efectos podrá solicitar la intervención de la Inspección General del Trabajo y de la Seguridad Social quien tendrá las facultades de fiscalización que le asigna la legislación vigente […]”. Esto siempre y cuando no se trate del domicilio particular del trabajador, ya que dicho caso se requerirá una orden judicial para realizar la inspección correspondiente. 

(e)   Plazo 

Por último, según lo que dispone el artículo 15 de la Ley aquellos empleadores que ya han concedido el derecho a sus empleados de teletrabajar, deberá ajustarse a estas disposiciones en un plazo máximo de seis (6) meses, contados desde la promulgación de la Ley, es decir, desde el 20 de agosto de 2021. 

Quedamos a disposición por cualquier aclaración y/o ampliación que necesiten.

 

Fernández Secco & Asociados