Ley De Empleo Juvenil

Ley de Empleo Juvenil – Ley 19.133

MARCO NORMATIVO

Con fecha 08 de abril de 2019 se publicó el Decreto Nro. 89/019 modificativo del Decreto Reglamentario Nro. 115/015 de la Ley de Empleo Juvenil Nro. 19.133. Esta Ley tiene como objeto “[…] promover el trabajo decente en las personas jóvenes, vinculando el empleo, la educación y la formación profesional […]”. Es decir, apunta a compatibilizar el estudio con el trabajo, y a estimular a los jóvenes a aplicar las herramientas que adquieren en sus actividades curriculares.


DISTINTAS MODALIDADES DE CONTRATACIÓN

La normativa vigente plantea seis modalidades contractuales principales aplicables al sector privado:


a. Primera Experiencia Laboral.

Esta primera modalidad apunta a jóvenes de entre 15 a 24 años que no hayan estado activa y formalmente vinculados a un empleo durante un plazo igual o mayor a 90 días corridos anteriores a la contratación. Las contrataciones a través de esta modalidad deben tener un mínimo de seis (6) meses y un máximo de un (1) año; pudiendo beneficiarse de esta modalidad solo una vez. Los empleadores serán beneficiarios de un subsidio de hasta el 25% (veinticinco por ciento) de las retribuciones mensuales del trabajador sujetas a montepío. El tope será actualizado anualmente a través del Índice Medio de Salario (en adelante, “ÍMS”).


b. Práctica Laboral para Egresados.

Esta modalidad de contratación se dirige a aquellos jóvenes de entre 15 y 29 años, con formación previa, egresados de centros públicos o privados habilitados en enseñanza universitaria, técnica, comercial, agraria o de servicios, que estén buscando su primera experiencia laboral vinculada a la titulación que poseen. Tiene como objetivo realizar trabajos prácticos complementarios y aplicar sus conocimientos en la práctica, es por esto que el puesto de trabajo al que accedan debe ser adecuado al nivel de formación y estudio del beneficiario. La contratación debe tener un mínimo de seis (6) meses y un máximo de un (1) año; pudiendo beneficiarse de esta modalidad solo una vez. Los empleadores serán beneficiarios de un 15% (quince por ciento) de las retribuciones mensuales del trabajador sujeto a montepío, a ajustarse anualmente por el ÍMS.


c. Trabajo Protegido Joven.

Para esta modalidad, la población objetivo son jóvenes entre 15 y 29 años, con la particularidad que deben pertenecer a hogares en situación de vulnerabilidad socio-económica y estar en situación de desempleo. La determinación de la situación de cada joven se realizará en los términos que plantea el artículo 2 de la Ley Nro. 18.227, que regula el sistema de asignaciones familiares y su reglamentación. El plazo de dicho contrato debe pautarse en función de los cometidos de cada programa, y puede extenderse por seis (6) meses y dieciocho (18) meses. Se podrá ser beneficiario de esta modalidad de contratación, si la situación de desempleo hubiere sido motivada por causas ajenas a su voluntad. Los empleadores serán beneficiarios de un subsidio del 60% (sesenta por ciento) para jóvenes varones u 80% (ochenta por ciento) para jóvenes mujeres de hasta 2 Salarios Mínimos Nacionales vigentes.


d. Práctica Formativa en Empresas.

Esta modalidad de contratación, según los artículos 19 y 20 de la Ley de Empleo Juvenil, está dirigida a jóvenes entre 15 y 29 años, que se encuentren estudiando, y que el programa de estudio exija una Práctica Laboral. El Poder Ejecutivo planteará los requisitos que deberán cumplir las propuestas para participar en esta modalidad; la Institución Educativa y la empresa a cargo del programa, acordarán por escrito las condiciones de trabajo del joven, debiendo ser aprobadas por el MTSS. La práctica formativa puede ser remunerada o no remunerada. La remuneración consistirá en el 75% (setenta y cinco por ciento) del mínimo de la categoría del sector de actividad (con un piso de 1 Salario Mínimo Nacional en proporción a las horas estipuladas), mientras que las no remuneradas no podrán exceder las ciento veinte (120) horas ni representar más del 50% (cincuenta por ciento) de la carga horaria total del curso o carrera. En caso que el programa de prácticas formativas no remuneradas exceda los límites exigidos en la Ley, la institución educativa deberá realizar una petición ante el MTSS y el MEC justificando por escrito las razones de dicha extensión, que estará sujeta a autorización. La empresa necesitará de un tutor que supervise al estudiante, y la institución educativa también deberá proveer un referente educativo responsable. Los empleadores serán beneficiarios de un subsidio de hasta el 50% (cincuenta por ciento) de la remuneración, calculada sobre el 75% (setenta y cinco por ciento) del valor de la categoría y actividad que corresponda, con un piso de un Salario Mínimo Nacional en proporción con las horas estipuladas.


e. Promoción a emprendimientos juveniles.

Se entiende como emprendimiento juvenil, según el artículo 28 de la Ley de Empleo Juvenil, toda iniciativa de tipo productivo en el que se cumplan las siguientes condiciones: (i) que la dirección del mismo esté a cargo de un joven, o que intervengan en ella al menos un cincuenta y un 51% (cincuenta y un porciento) de jóvenes entre 18 y 29 años; y (ii) que el emprendimiento tenga más de cinco (5) años de iniciado. Este programa será subsidiado por INEFOP con el 50% (cincuenta por ciento) de las contribuciones especiales de seguridad social, correspondientes a los aportes patronales con un límite de 15 Bases Fictas de Prestación y Contribución (en adelante “BPC”) mensuales por un plazo de 18 meses. Si los titulares de la empresa o la mitad más uno de los titulares de la empresa, pertenecen a colectivos específicos como: mujeres jóvenes, jóvenes con vulnerabilidad socio-económica o jóvenes con discapacidad, se establece un subsidio adicional de cinco (5) BPC mensuales, por un plazo de 18 meses.


f. Programa temporal de subsidio al empleo.

A través de la Ley Nro. 19.689 publicada el 08 de noviembre de 2018, se habilita una nueva modalidad de contratación con la finalidad de promover el empleo. Esta modalidad, denominada “Programa Temporal de Empleo” dispone de un subsidio temporal a los empleadores privados que incorporen nuevos trabajadores a su plantilla al amparo de este programa. El subsidio será del 25% (veinticinco por ciento) de las retribuciones mensuales del trabajador sujetas a montepío, y del 40% (cuarenta por ciento) en caso de contratar trabajadores mayores de 45 años de edad. El monto máximo de subsidio será del 25% (veinticinco por ciento) de 1,5 Salario Mínimo Nacional y se otorgará por un plazo de 18 meses. Solamente se aplicará a empleos que tengan un máximo de remuneración equivalente a 2,5 Salarios Mínimo Nacional. El hecho de que este programa se denomine “Programa Temporal de Empleo”, es porque tendrá vigencia hasta que se agote el crédito que se destinará al mismo, que será de $ 480.000.000 (pesos uruguayos, cuatrocientos ochenta millones).


OBLIGACIÓN DE REGISTRO

Toda Empresa que desee incorporar algún empleado por medio de estos programas, debe ingresar y registrarse en la Dirección Nacional de empleo del MTSS en la plataforma Vía Trabajo. Los potenciales empleados también deben registrar sus datos en Vía Trabajo previo a ser contratados mediante esta Ley. Los contratos que se celebren bajo estas modalidades, deben extenderse por escrito y remitirse a la Dirección Nacional de Empleo del MTSS con una antelación de diez (10) días hábiles previos al ingreso efectivo del empleado.

 

Cr. Renzo Aliandre.